El Parlamento Europeo pide más poder para los consumidores en el mercado de la energía

 

Los consumidores deben tener más poder en el mercado energético, según el Parlamento Europeo, que apuesta por impulsar las compras colectivas, la autogeneración por parte de los hogares y las herramientas de comparación de precios, así como por hacer más fácil los cambios de suministrador y de tarifa. En una resolución no vinculante, los eurodiputados también piden fondos de la UE para hacer frente a la pobreza energética.

 

“Alrededor de cincuenta millones de europeos viven en pobreza energética. Muchos tienen contratos desfasados que a menudo incluyen elevados costes por cambiar a otro proveedor más barato. Quiero que las compañías ofrezcan a los consumidores información sobre las tarifas más bajas y acabar con los costes por cambiar de empresa. En 2016, en Europa, nadie debe tener que elegir entre comer o calentar su casa”, señaló la ponente del texto, Theresa Griffin (S&D, Reino Unido)


 

Para incentivar un papel más activo de los consumidores en el mercado energético, los eurodiputados sugieren:

 

  • Introducir nuevos modelos de negocio, como las compras colectivas e instrumentos financieros innovadores para fomentar la autogeneración y el autoconsumo,
  • Reducir las barreras administrativas para la autogeneración, acortando los procedimientos de autorización y fomentando programas energéticos comunitarios/cooperativos, y
  • Mejorar las condiciones para que los inquilinos y residentes en edificios de apartamentos puedan hacer mayor uso de la autogeneración y otras herramientas de eficiencia energética.

 

Precios más claros, tarifas comparables

 

El Parlamento también plantea varias ideas para hacer los precios de la energía más transparentes:

 

  • Facturas más frecuentes y contratos más sencillos,
  • Medios para acceder a los datos de consumo y otros costes relacionados,
  • Permitir a los consumidores comparar ofertas, incluso si no tienen acceso a internet o carecen de cualificación, para determinar si podrían ahorrar dinero cambiando de suministrador. Esas herramientas de comparación deben ser independientes, actualizadas y fáciles de entender. La resolución propone incluir en la factura la tarifa más ventajosa para el consumidor, basada en su historial de consumo, y permitirle cambiar si así lo desean de la manera más sencilla y sin penalización.
  • Desarrollar mecanismos de precios dinámicos, que reflejen los periodos de alto y bajo consume y tarifas transparentes y comparables, y
  • Desarrollar redes inteligentes y dispositivos que adapten el consumo automáticamente a los cambios de precios.

 

Pobreza energética

 

La pobreza energética –que afecta a quienes no disponen de calefacción o electricidad en sus hogares a un precio asequible- debe ser atajada desde la raíz, según los eurodiputados, que piden usar fondos comunitarios para mejorar la eficiencia energética y hacer que el impulso a la autogeneración vaya en beneficio de los más desfavorecidos.

 

“Unas tarifas sociales bien diseñadas son clave para los ciudadanos con menos ingresos”, dice el texto, que recalca que ese tipo de tarifas deben ser completamente transparentes.

 

Próximos pasos

 

Durante el debate el miércoles en el pleno, el vicepresidente de la Comisión Maroš Šefčovič anunció que presentará propuestas legsislativas en septiembre sobre eficiencia energética y diseño del mercado, seguidas de iniciativas sobre energías renovables, un informe sobre precios, y otras en 2018 para crear un observatorio de la pobreza energética.

Fuente: Parlamento Europeo

Bruselas cuestiona el coste de subvenciones para garantizar el suministro eléctrico

poste-de-luz Los mecanismos que permiten a los gobiernos pagar a las eléctricas para garantizar el suministro y para evitar los apagones pueden ser necesarios, afirma la responsable de ayudas estatales de Europa, que añadió sin embargo que actuaría contra cualquier país que utilice de forma ilegal estos pagos.

La comisaria europea de la Competencia, Margrethe Vestager, ha ordenado una investigación de un año en 11 países de la UE, entre ellos España, para averiguar si esas subvenciones, conocidas como pagos por capacidad, violan las normas de ayudas estatales del bloque.

 

"Los consumidores y empresas europeos no deberían tener que sufrir apagones y los pagos por capacidad pueden ayudar a reducir este riesgo", dijo Vestager. "Al mismo tiempo, los consumidores no deberían pagar de más por la electricidad y la competencia no debería verse debilitada".

La comisaria dijo en una rueda de prensa en Bruselas que iría en contra de los gobiernos si encuentra pruebas de subsidios ilegales, pero que no había tomado una decisión al respecto todavía.

Los 11 países incluidos en la investigación son: España, Bélgica, Croacia, Dinamarca, Francia, Alemania, Irlanda, Italia, Polonia, Portugal y Suecia.

Reino Unido también utiliza los pagos por capacidad, que fueron aprobados antes de que comenzara la investigación, para financiar la generación de electricidad que no es necesariamente rentable, pero que se necesita para garantizar el suministro.

Eléctricas como E.ON, EDF, RWE y Centrica están entre las financiadas por el programa británico.

Defensores del medio ambiente y miembros de los Verdes del Parlamento Europeo condenan los pagos por capacidad por considerarlos subsidios a los combustibles fósiles que perjudican la inversión en energías renovables y se suman a los costes de los consumidores

Dicen que una mejor distribución de los excedentes entre fronteras nacionales sería una solución más barata y más en línea con el objetivo de la Comisión de crear un mercado único de la energía.

La Comisión pedirá información a los países de la UE y otras partes interesadas antes de publicar un informe definitivo a finales de este año.

También publicará propuestas legislativas este año sobre cómo mejorar el diseño del mercado de la electricidad de la UE, lo que podría evitar cualquier necesidad de pagos por capacidad.

Fuente: Reuters

Acción por el Clima: Europa prepara las próximas etapas para aplicar el Acuerdo de París

 

 

 

 

 La Comisión Europea ha presentado una evaluación de las implicaciones para la Unión Europea del nuevo acuerdo mundial sobre el cambio climático adoptado en París en diciembre de 2015.

NGE-1020502500 - © - Christian Ohde / CHRO

 

En la evaluación se examinan las próximas etapas del proceso y cómo se aplicará en la UE el Acuerdo de París. La evaluación asimismo se acompaña de una propuesta relativa a la firma por la Unión Europea del Acuerdo de París.

 

 

El vicepresidente responsable de la Unión de la Energía Maroš Šefčovič ha declarado: «El Acuerdo de París envía una señal clara de que el mundo avanza hacia una transición hacia la energía limpia global. Queremos mantener la ventaja del precursor, sobre todo en lo referente a las energías renovables y la eficiencia energética. En el marco de la Estrategia de la Unión de la Energía queremos crear un entorno que permita a los inversores y las empresas aprovechar plenamente estas nuevas oportunidades y consecuentemente generar nuevos puestos de trabajo y crecimiento. También existen importantes oportunidades para nuestras ciudades. En efecto, es justamente en las zonas urbanas donde una parte importante de la transición va a tener realmente lugar. Vamos a acelerar nuestra labor en este ámbito.»

El comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, ha afirmado: «Tenemos el acuerdo. Ahora debemos hacerlo realidad. Para la UE, esto significa completar la legislación sobre clima y energía de 2030 sin dilación, firmar y ratificar el acuerdo lo antes posible y mantener nuestro liderazgo en la transición global hacia un futuro con bajas emisiones de carbono. A través de nuestra diplomacia del clima, la UE instará a mantener el cambio climático en lo más alto de la agenda política internacional. Tenemos mucho trabajo por delante, pero, como hemos hecho en París, persistiremos y lo lograremos.»

 

Principales conclusiones de la evaluación:COP21

 

    El Acuerdo de París: El Acuerdo de París es el primer acuerdo multilateral en materia de cambio climático que cubre la casi totalidad de las emisiones mundiales. Es todo un éxito para el mundo y una confirmación del camino de la UE hacia una economía de bajas emisiones de carbono. La estrategia de negociación de la UE fue decisiva para alcanzar el acuerdo.


    Firma y ratificación: La pronta ratificación y entrada en vigor del Acuerdo de París proporcionará la seguridad jurídica de que el acuerdo empieza  a funcionar rápidamente. Por lo tanto, el Acuerdo de París debe firmarse y ratificarse lo antes posible. La evaluación presentada acompaña a una propuesta de Decisión del Consejo relativa a la firma, en nombre de la Unión Europea, de dicho Acuerdo.


    Revisiones periódicas: La UE tiene que estar dispuesta a participar en los procesos de revisión en el marco del Acuerdo de París, destinados a asegurar la consecución del objetivo de mantener el cambio climático muy por debajo de 2°C y proseguir los esfuerzos hacia el objetivo del 1,5ºC. Para desarrollar la comprensión de las implicaciones de un objetivo de 1,5 °C y, puesto que el quinto informe de evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) no fue concluyente sobre este aspecto, se ha solicitado al IPCC que elabore un informe especial en 2018. La UE aportará su contribución a los trabajos científicos llevados a cabo a escala internacional con ese fin. Además, para 2020, todos los países deberían presentar sus estrategias de descarbonización a largo plazo para mediados de siglo. Para facilitar la preparación de la estrategia de la UE, la Comisión elaborará un análisis en profundidad de las transformaciones económicas y sociales para alimentar el debate político en el Parlamento Europeo, Consejo y con las partes interesadas.


    Legislación sobre clima y energía para 2030: En octubre de 2014 el Consejo Europeo acordó el marco sobre clima y energía para 2030 de la UE, en el que se establece un ambicioso objetivo interno aplicable al conjunto de la economía de al menos el 40 % de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030. El Acuerdo de París confirma el enfoque de la UE. La aplicación del marco de clima y energía para 2030 acordado por el Consejo Europeo es una prioridad, como actuación consecutiva al acuerdo de París. Las próximas propuestas legislativas deberían tramitarse por procedimiento acelerado por el Parlamento Europeo y el Consejo.


    Transición energética: La UE necesita consolidar el entorno propicio a la transición a una economía con bajas emisiones de carbono a través de una amplia gama de políticas e instrumentos reflejados en la estrategia de la Unión de la Energía, una de las 10 prioridades de la Comisión Juncker.


    Diplomacia mundial y acción a escala mundial: La UE debe intensificar su diplomacia climática internacional para mantener el impulso político y apoyar a otros países en la aplicación del Acuerdo y sus planes climáticos A este respecto, la UE sigue resuelta a reforzar la movilización de financiación internacional para luchar contra el cambio climático.

 

Próximas etapas

 

Los próximos pasos inmediatos son la firma y ratificación del Acuerdo de París. El Acuerdo estará abierto a la firma en Nueva York el 22 de abril de 2016 y entrará en vigor cuando al menos 55 partes que representan al menos el 55 % de las emisiones mundiales lo hayan ratificado.

La Comisión presentará durante los próximos 12 meses las restantes propuestas legislativas clave para aplicar el marco de 2030. Ello incluye propuestas de una Decisión de reparto del esfuerzo para los sectores no cubiertos por el régimen de comercio de derechos de emisión de la UE y sobre el uso de la tierra, el cambio de uso de la tierra y la silvicultura (LULUCF),  legislación destinada a crear un mecanismo de gobernanza climática y energética fiable y transparente para el período posterior a 2020 y las necesarias propuestas para adaptar el marco reglamentario de la UE para poner en un primer lugar la eficiencia energética y fomentar el papel de la UE como líder mundial en el ámbito de las energías renovables.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las renovables siguen al alza en la Unión Europea, ya alcanzan el 16% de la energía utilizada

  • Un tercio de los socios comunitarios han cumplido ya sus objetivos para 2020, son: Bulgaria, República Checa,  Estonia,  Croacia, Italia,Lituania,Rumanía, Finlandia y Suecia

  • España pasó del 8,3 % en 2004 al 16,2 % en 2014

 

Renovables Las energías renovables mantienen su progresión en la Unión Europea (UE), donde llegaron a producir el 16 % de la energía consumida en 2014, según los últimos datos publicados por la oficina estadística comunitaria, Eurostat.

En la década de 2004 a 2014, la cuota de energía procedente de fuentes limpias aumentó hasta casi doblarse, desde el 8,5 % inicial hasta el citado 16 %.

Esto, sin embargo, deja solo seis años a los Veintiocho para lograr cumplir con el compromiso que se marcaron de llegar a que un 20 % del total de energía consumida en 2020 fuera renovable, que en 2030 deberá alcanzar un 27 %.

España ha mantenido una evolución similar a la media europea, al pasar del 8,3 % en 2004 al 16,2 % diez años después, lo que aún deja al país margen de mejora hasta alcanzar su objetivo del 20 % en 2020.

Un tercio de los socios comunitarios han cumplido ya sus objetivos para 2020, según destacó Eurostat.

Se trata de Bulgaria (con una meta de 16 % y una cuota en 2014 de 18 %), República Checa (13 % y 13,4 %, respectivamente), Estonia (25 % y 26,5 %), Croacia (20 % y 27,9 %), Italia (17 % y 17,1 %), Lituania (23 % y 23,9 %), Rumanía (24 % y 24,9 %), Finlandia (38 % y 38,7 %) y Suecia (49 % y 52,6 %).

Además, dos países se encuentran a menos de un punto porcentual de llegar a su compromiso: Dinamarca (30 % y 29,2 %) y Austria (34 % y 33,1 %).

Por el contrario, la segunda mayor economía europea, Francia, es el país que más lejos se encuentra de su objetivo, con 8,7 puntos porcentuales (23 % y 14,3 %). Le sigue Holanda, con una diferencia de 8,5 puntos (14 % y 5,5 %) e Irlanda, con un desfase de 7,4 puntos (16 % y 8,6 %).

En el primer motor económico europeo, Alemania, en 2014 se encontraba también por debajo de la media europea en renovables, ya que un 13,8 % de la energía que utilizaban los consumidores era verde (frente a su objetivo del 18 % para 2020).

Por su parte, la principal economía fuera del euro, Reino Unido, presentaba una tasa del 7 %, menos de la mitad de su meta del 15 %.

Fuente: EFEverde

La apuesta por renovables impulsará un 1,1% el crecimiento mundial

RenovablesAumentar en un 36 % el peso de las energías renovables energías renovables a nivel global incrementaría 1,3 billones de dólares (1,2 billones de euros) o un 1,1 % el PIB mundial, según un estudio presentado este sábado en la 6.ª Asamblea de la Agencia Internacional de la Energía Renovable (IRENA). Esa cantidad, equivalente a las economías combinadas de Chile, Suráfrica y Corea del Sur, es la primera estimación del impacto de la transición energética si se lograra doblar el porcentaje de renovables para 2030 con respecto a 2010.

“Este análisis ofrece una prueba convincente de que alcanzar la necesaria transición energética no solo reducirá el cambio climático, sino que también estimulará la economía, mejorará el bienestar humano y fomentará el empleo en el mundo”, ha declarado el director general de IRENA, Adnan Z. Amin, durante la presentación este sábado del informe Beneficios de la energía renovable: datos económicos. En su opinión, el reto tras Conferencia de la ONU sobre el Clima (COP21) celebrada en París el pasado diciembre es “crear un ambiente de negocios atractivo que anime a la inversión” privada en renovables.

A tal efecto, el estudio analiza además el impacto concreto por países. Según este apartado, Japón, que acaba de ceder la presidencia de la Agencia a Egipto, sería el país que más se beneficiaría de esa apuesta por las renovables con un impacto del 2,3 % en su PIB. Alemania, Australia, Brasil, Corea del Sur, México y Suráfrica verían un crecimiento superior al 1 %.

“El impacto es mayor en los países más ambiciosos a ese respecto”, ha subrayado por su parte Rabia Ferroukhi, responsable de políticas de IRENA que ha coordinado el informe. Para esta especialista es importante que las renovables resulten “interesantes desde el punto de vista económico”. También que los Gobiernos “emprendan políticas que faciliten las inversiones”.

El efecto sobre el bienestar sería tres o cuatro veces mayor, según los autores que mencionan una larga lista de beneficios sociales y medioambientales. Destaca su estimación de que el número de empleos en el sector pasaría de los actuales 9,2 millones a 24 millones en todo el mundo para la fecha objetivo de 2030. De ellos, 9 millones estarán en la industria de los biocombustibles, 6,4 millones en la solar, 5,5 millones en la eólica y el resto en otras renovables.

Añaden además cambios en los patrones de comercio porque calculan que se reducirían a la mitad las importaciones mundiales de carbón, así como significativamente las de petróleo y gas, algo especialmente atractivo para los importadores como la UE, Japón o India. Asegura, no obstante, que los exportadores de combustibles fósiles, como el anfitrión, Emiratos Árabes Unidos, y sus vecinos, también se beneficiarían de la diversificación de su economía.

“Reducir el cambio climático a través de las energías renovables y alcanzar otros objetivos socio-económicos ya no es una elección entre uno y otro”, ha asegurado Amin. “Gracias a las oportunidades de negocio que representan las renovables, la inversión en uno es una inversión en ambos”, ha defendido resumiendo el espíritu del foro.

Representantes de 150 países y 140 organizaciones internacionales se han dado cita este fin de semana en Abu Dhabi para participar en la 6.ª Asamblea de IRENA, centrada en el papel de las renovables para combatir el cambio climático. Esta primera reunión intergubernamental tras la cumbre de París intenta fijar la agenda global en ese campo y dar pasos concretos para acelerar la transición hacia el uso de esas energías. La agencia espera que los nuevos datos convenzan a sus miembros de la necesidad de “pasar de la negociación a la acción” en la reducción de emisiones de CO2.

Fuente: El País

Las energías renovables producirán el 50% de la electricidad de Europa en 2040

RenovablesLas energías renovables tienen un futuro esperanzador y transcendental para el futuro del planeta. Así lo reconoce el último informe de la Agencia Internacional de la

 

Energía (AIE)

 

.

El informe World Energy Outlook (Perspectivas de la energía en el mundo, WEO-2015) presentado el martes 10 de noviembre por la AIE dedica buena parte de sus previsiones al

 

mercado del petróleo pero no puede omitir que el mayor crecimiento en la producción de electricidad en el último año y las mejores perspectivas de crecimiento para las próximas

 

década corresponden a las energías renovables, en especial la eólica y la solar.

 

 

 

 

 

 

"En 2040, la generación de electricidad basada en energías renovables alcanzará una proporción del 50% en la UE, en torno al 30% en China y Japón, y más del 25% en Estados Unidos y

 

la India", indica claramente el resumen ejecutivo del WEO-2015. De hecho, casi la mitad de la nueva capacidad de generación eléctrica mundial instalada en 2014 fue renovable, indica este informe oficial.WEO2015

 

 

 

 

La AIE presenta estas previsiones como una cifra positiva y esperanzadora para las renovables pero tampoco se puede olvidar que muchos otros estudios y escenarios de organismos

 

internacionales señalan un futuro incluso más favorable para el mercado de energías como la solar o la eólica. De hecho, a escala internacional han tenido una gran acogida diversos

 

proyectos que pretenden alcanzar en 2050 el 100% del suministro de electricidad con energías renovables. 

 

 

 

La Cumbre del Clima de París, pieza clave

 

   

La AIE dedica también mucha atención a los compromisos presentados por la práctica totalidad de las grandes economías mundiales de cara a la Cumbre del Clima que se celebra del 30

 

de noviembre al 11 de diciembre en París. Los compromisos de lucha contra el calentamiento global que surjan en la capital francesa determinarán el crecimiento de las tecnologías de producción de energía con

 

bajas emisiones de gases de efecto invernadero; en especial las renovables, aunque también la nuclear y el gas, indica la AIE.

 

 

Existe el riesgo de que la persistencia en los precios bajos del petroleo provoque que "los países dejen de invertir en energías renovables", lo que socavaría su actual tendencia al alza, explicó el martes Fatih Biro,

 

director ejecutivo de la AIE. No obstante, la buena noticia del WEO-2015, reconoció Birol, es que "confirma la transición energética" hacia un panorama con mayor preponderancia de las energías renovables, en

 

especial de la eólica y la solar".

 

 

"En 2040, la generación de electricidad basada en energías renovables alcanzará una proporción del 50% en la UE, en torno al 30% en China y Japón, y más del 25% en Estados Unidos y la India", indica

 

claramente el resumen ejecutivo del WEO-2015. De hecho, casi la mitad de la nueva capacidad de generación eléctrica mundial instalada en 2014 fue renovable, indica este informe oficial.

 

Fuente: La Vanguardia World Energy Outlook 2015

 

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad