El Ministerio de Transportes presenta al Consejo de Ministros el Anteproyecto de Ley de Movilidad Sostenible

 

 

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha presentado  el Anteproyecto de Ley de Movilidad Sostenible al Consejo de Ministros para su toma en consideración en primera lectura. Tras este primer visto bueno, el Ministerio iniciará la tramitación del texto articulado con la apertura, en las próximas semanas, del trámite de audiencia e información pública. El Anteproyecto de Ley se publicará, así, en la página web de Mitma para que los ciudadanos y agentes interesados puedan consultarla y, en su caso, realizar aportaciones.

 

 

También se solicitarán los informes preceptivos y demás procedimientos previos para la elaboración del texto final, que se elevará de nuevo a Consejo de Ministros para su aprobación y posterior remisión a las Cortes Generales como proyecto de Ley.

Según ha manifestado la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, tras el Consejo de Ministros, gracias a las medidas contempladas en esta Ley, se reducirán ineficiencias en el gasto en inversiones públicas en unos 8.000 millones de euros en una década. Asimismo, se incrementará la productividad de las empresas hasta un 3,3% en un período de 10 años y, dentro del respeto al marco competencial, y tendrá efectos positivos para la unidad de mercado, la competitividad y la competencia, ha añadido.

Esta nueva ley constituirá el marco normativo que permitirá a las políticas públicas de transporte y movilidad de las distintas administraciones responder mejor a las necesidades de los ciudadanos y a los retos del siglo XXI: la sostenibilidad, la digitalización y la cohesión social y territorial.

La futura Ley de Movilidad Sostenible forma parte de las reformas e hitos que el Gobierno se ha comprometido con la Comisión Europea a llevar a cabo en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR). En concreto, se trata de la reforma 2 incluida en el Componente 1: Plan de choque de movilidad sostenible, segura y conectada en entornos urbanos y metropolitanos. Los hitos establecidos prevén su aprobación y entrada en vigor en el último trimestre de 2023.

Además, mediante este texto articulado se implementan diversas medidas recogidas en la Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada 2030, aprobada el pasado 10 de diciembre, que requieren reformas jurídicas con rango de Ley, y se da cumplimiento a diversas recomendaciones dadas por la AIReF y otros organismos internacionales.

Finalmente, esta nueva norma contribuirá a alcanzar el cumplimiento de los objetivos de reducción de gases efecto invernadero y emisiones contaminantes en el transporte, en línea con los acuerdos internacionales asumidos por España para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible que marca la Agenda 2030 de la ONU y la COP21 de París, y con las estrategias europeas, como el Pacto Verde Europeo.

Los cuatro pilares de la ley

El Anteproyecto de Ley establece un nuevo marco regulatorio para el transporte y la movilidad en nuestro país, sustentándose en cuatro pilares:

  • Un derecho social: por primera vez, la ley reconocerá la movilidad como un derecho de toda la ciudadanía y como un elemento de cohesión social, que contribuye a la consecución del Estado del Bienestar. La movilidad deberá ser accesible e inclusiva y ofrecer soluciones para todas las personas. Todas las administraciones deberán trabajar de forma coordinada para garantizar este derecho, con especial énfasis en las necesidades de movilidad cotidiana de toda la ciudadanía, vivan donde vivan, incluyendo el ámbito rural. También se pone de manifiesto la importancia estratégica del transporte de mercancías, como sustento de la actividad económica del país.
  • Limpia y saludable: el transporte es responsable del 29% de las emisiones de gases de efecto invernadero, por lo que urge avanzar en la descarbonización del sector para cumplir con los compromisos internacionales. Además, es también responsable de otras emisiones contaminantes (gases y partículas) que afectan a la salud, especialmente en entornos urbanos. Por ello, es imperativo avanzar hacia una movilidad respetuosa con el medio ambiente y la salud, que además contribuya a mejorar la calidad de vida de las personas.Con esta ley se busca dar una nueva visión a las ciudades que priorice la movilidad activa (caminar, ir en bici) por ser la opción más saludable y exenta de emisiones, y al transporte público colectivo de manera que sea una solución accesible y asequible para toda la ciudadanía. La Ley trata de dar alternativas atractivas al vehículo privado tanto en el ámbito urbano como en el conjunto del territorio, y facilita la provisión de soluciones de movilidad flexibles, que podrán consistir tanto en los servicios de transporte tradicionales como en nuevos servicios de movilidad, como sistemas de transporte público a la demanda, sistemas privados de movilidad colaborativa o servicios de movilidad compartida.

    También se busca reforzar el papel de las zonas de bajas emisiones como áreas “libre de humos y congestión”, permitiendo crear medidas que limiten más el acceso de los vehículos privados a motor. Así, la Ley abre la puerta a que los ayuntamientos puedan establecer una tasa por la circulación de vehículos en las zonas de bajas emisiones. Para crear esta tasa es necesaria una habilitación con rango de ley, lo que permite garantizar que las condiciones básicas sean homogéneas en todo el territorio, aunque cada municipio podrá decidir si implementa la tasa o no.

  • Un sistema digital e innovador: la Ley también incluirá herramientas para facilitar la innovación en los medios de transporte y la movilidad, destacando la creación de un sandbox de movilidad, o lo que es lo mismo, un espacio de pruebas en el que la autoridad supervisora permitirá probar proyectos innovadores de manera controlada. No en vano, la digitalización y las nuevas tecnologías permiten dar mejor respuesta a las necesidades de la ciudadanía.En este contexto, la futura Ley introduce los principios que deberán seguir las administraciones para regular y promocionar la introducción progresiva de los vehículos automatizados o sin conductor en el sistema de transporte, en todos los modos, priorizando la seguridad, la sostenibilidad ambiental, los derechos de las personas y fomentando la colaboración público-privada. En el caso de automóviles autónomos, el texto establece una ventanilla única para facilitar la realización de pruebas en vías públicas, lo que pretende atraer a nuestro país la innovación en este ámbito, y se abre la puerta a que se desarrolle una regulación más detallada
  • Invertir mejor al servicio de la ciudadanía: el cuarto pilar del Anteproyecto de Ley apuesta por mejorar la calidad de las decisiones de inversión y gasto en transporte y movilidad, así como por incluir nuevas herramientas que permitan una mayor participación pública y transparencia en el proceso. Así, la ley recoge gran parte de las recomendaciones de la AIReF y otros organismos, estableciendo análisis ex ante y ex post que garanticen la rentabilidad socioambiental de todas las actuaciones, y mecanismos de transparencia y rendición de cuentas sobre las decisiones adoptadas.

El Anteproyecto, asimismo, faculta al Gobierno a realizar un estudio de alternativas para establecer un mecanismo de financiación que permita garantizar los fondos necesarios para el correcto mantenimiento de la Red de Carreteras del Estado. El texto no define ni concreta ningún modelo, y además establece que el mecanismo que se plantee deberá tener en cuenta criterios de equidad territorial, seguridad vial y sostenibilidad ambiental; buscará un amplio consenso social y político y se ajustará a las circunstancias económicas concurrentes.

El Sistema Nacional de Movilidad Sostenible

Para lograr todos estos objetivos y constituir una política de transportes y movilidad que ponga al ciudadano en el centro de la toma de decisiones, se hace imprescindible la cooperación entre las tres administraciones: Estado, Comunidades Autónomas y Ayuntamientos. Para ello la ley crea el Sistema Nacional de Movilidad Sostenible que facilitará esta coordinación a través de distintos instrumentos.

Este sistema consta de varios instrumentos: un foro de cooperación entre todas las administraciones, la Conferencia Territorial de Movilidad y Transporte; un órgano consultivo para facilitar la cooperación de estas con el sector y los usuarios; un instrumento digital para garantizar la disponibilidad de datos relativos a la movilidad (EDIM); y un documento a modo de marco de orientaciones para la planificación de una movilidad sostenible que se coordinará con todas las administraciones (DOMOS).

El instrumento digital, bautizado como Espacio de Datos Integrado de Movilidad (EDIM), aglutinará información actualizada sobre movilidad, como la oferta y demanda de los distintos modos de transporte, con el fin de mejorar la toma de decisiones y contribuir a la creación de soluciones de movilidad adaptadas a la demanda. Los datos estarán a disposición de las Administraciones públicas y, en la medida de lo posible, serán accesibles también para el sector privado con el fin de fomentar la creación de nuevos servicios de valor.

Otras reformas introducidas por la nueva Ley

La nueva ley garantiza la contribución del Estado en el sostenimiento del transporte urbano colectivo mediante un sistema homogéneo para todas las ciudades y predecible en el tiempo. Además, establece la obligación que las Administraciones velen por incentivar y promover las soluciones de movilidad más sostenibles, priorizando la movilidad activa y el transporte público colectivo. Se trata de avanzar en la transformación “de la ciudad de los coches” a la “ciudad de las personas”.

Además, se introduce la obligación de que las empresas de más de 500 trabajadores dispongan de planes de movilidad sostenible al trabajo. Estos planes se consideran una herramienta imprescindible para avanzar en el impulso de la movilidad sostenible en los trayectos de ida y vuelta al trabajo. Las empresas pueden optar por distintas alternativas como potenciar la movilidad activa, la eléctrica, la compartida o el transporte colectivo o bien apostar por flexibilizar los horarios de entrada y salida y el teletrabajo.

También se establecen mayores exigencias en la planificación de los transportes y la movilidad. A nivel estatal se elaborará un Instrumento de Planificación Estratégica Estatal en Movilidad (IPEEM), y para los municipios de entre 20.000 y 50.000 habitantes se establecen los Planes de Movilidad Urbana Sostenible Simplificados. También se establece que los planes de movilidad urbana sostenible deben contener medidas de ordenación de la distribución urbana de mercancías cooperando con otros municipios colindantes para el establecimiento de criterios homogéneos, medida largamente demandada por el sector para facilitar el transporte y la logística de última milla entre núcleos urbanos colindantes.

Así, en el ámbito de las mercancías, la ley reconoce su transporte como un servicio indispensable para la sociedad, tal y como se puso de manifiesto durante la crisis del COVID, debido a su relevancia en el sostenimiento de la actividad económica y en la satisfacción de las necesidades de la ciudadanía. Muchas de las medidas para impulsar este sector se adelantan en la tramitación del RD Ley de medidas para mejorar la sostenibilidad del sector del transporte por carretera y las condiciones laborales de los conductores.

Se apoyará también la actuación de otras administraciones mediante la publicación de directrices, guías y documentos de buenas prácticas, por ejemplo, en los ámbitos de procesos de participación pública.

La contribución a la mejora medioambiental se completa con mayores exigencias de cálculo de la huella de carbono y puesta a disposición de la información sobre emisiones, así como con el impulso de sistemas de gestión ambiental y de la energía. También se apuesta por la gestión eficiente en las terminales de transporte, la implementación de carriles reservados a transporte colectivo o vehículos de alta ocupación o el establecimiento de puntos de energías limpias en puertos y aeropuertos.

En la vertiente social, la ley fomenta la realización de campañas de concienciación y sensibilización para toda la ciudadanía en materia de movilidad sostenible y segura, y prevé la introducción de formación en este ámbito a lo largo de todo el currículum, desde la etapa escolar, con contenidos de educación vial, convivencia y uso de todos los modos de transporte y movilidad sostenible en condiciones de seguridad, hasta la formación profesional o universidad, fomentando la formación en materia de movilidad sostenible, digitalización, seguridad y multimodalidad del transporte, garantizando también la adecuada formación del profesorado y la promoción del aprendizaje a lo largo de la vida para personas de cualquier edad.

En cuanto a la digitalización, la ley profundiza en obligaciones ya existentes en la normativa europea de que los proveedores de servicios de transporte de viajeros, así como los gestores de infraestructura, faciliten la información de los servicios al Punto de Acceso Nacional. Esta información facilita la creación de aplicaciones y otras soluciones de planificación de rutas y viajes, que hacen más sencillo el uso del transporte público.

Más información sobre la futura Ley de Movilidad Sostenible en:

Tecnalia trabaja en la Ciudad del Futuro, con la sostenibilidad como gran desafío

TECNALIA es una referencia en el sector de la Construcción Sostenible, empleando la tecnología y trabajando para su aplicación tanto en las instituciones públicas, en relación a la mejora del hábitat urbano para modernizar e incrementar la eficiencia en la prestación de los servicios públicos de las ciudades, como en las empresas industriales y de servicios en relación a la mejora de sus procesos y productos para conseguir un incremento de la facturación y del empleo. Para conseguirlo, plantea iniciativas y ejecuta, junto con sus clientes y socios, diferentes proyectos de I+D+i de muy distinta índole y diversos ámbitos que se desarrollan a lo largo de esta entrevista. 

CONSTRUIBLE: Tecnalia aporta soluciones innovadoras y eficientes a los retos actuales del sector de la construcción, la edificación y las infraestructuras, posicionándose como referente en esta materia. Para ello, ¿cuáles son las áreas concretas de I+D en las que trabaja y por qué?

J. Enrique Vadillo: Las líneas de trabajo prioritarias tienen que ver con la conceptualización de la Ciudad del Futuro. Estas áreas concretas son los Nano y Bio materiales ecoeficientes para conseguir materiales con nuevas prestaciones, funcionalidades añadidas y que cada vez sean más amigables con el entorno urbano construido; la Construcción Virtual e Industrializada con foco en las tecnologías de la información y la comunicación por el impacto que tendrán en los procesos de construcción y en su progresiva digitalización y smartización; los Edificios y Ciudades Sostenibles con especial incidencia en la tercera edad; la ciudad para todos y la movilidad sostenible; la Rehabilitación y Regeneración Urbana para definir criterios socio-económicos de futuro para el desarrollo de distritos urbanos; y las Infraestructuras Inteligentes y Resilientes.

J.Enrique Vadillo, Director de Mercado y Marketing de Tecnalia.

CONSTRUIBLE: Dentro del objetivo de impulsar la necesaria transformación del sector de la construcción, os ocupáis de identificar y desarrollar nuevas oportunidades de negocio y convertirlas en ventajas competitivas para vuestros  clientes mediante el desarrollo de activos tecnológicos. ¿A qué segmentos del mercado os enfocáis principalmente? ¿Qué ventajas destacarías de la apuesta de una empresa por la Construcción Sostenible?

J. Enrique Vadillo: En estos momentos tenemos 20 iniciativas en curso en el ámbito de activos tecnológicos y de las áreas mencionadas anteriormente; 9 de ellas en fase de ideación, 7 en fase de desarrollo y 3 en fase de comercialización, que van enfocadas mayoritariamente a los segmentos del Cemento, Hormigón, Mortero, Gestión de Residuos de Construcción y Demolición, Plásticos y Recubrimientos, Industria Química y Petroquímica, Envolvente Arquitectónica, Estructura modular de Acero/Hormigón/Madera, Equipamiento y sistemas para edificios y ciudades, Infraestructuras inteligentes, Infraestructuras resilientes, Rehabilitación de Edificios, Patrimonio Cultural y Regeneración Urbana de Ciudades.

En relación a las ventajas de una empresa que apuesta por la Construcción Sostenible, la más importante es que creará una imagen de empresa moderna, del siglo XXI, que piensa en las generaciones futuras a través de la I+D+i, que desarrolla para conseguir productos que no disminuyen el potencial de recursos naturales y del medio ambiente, y que hacen que el entorno construido sea menos contaminante. Otra ventaja inherente a esta apuesta será el incremento del valor de sus productos y servicios en el mercado, y por tanto, una mejora de su competitividad a través de la innovación; un hecho que le permitirá diferenciarse o diversificarse. Producir y construir de forma equilibrada y sostenible desde la óptica del triple balance social, económico y ambiental le generará retornos en forma de ahorros en consumo, revalorización del producto y una mayor productividad.

CONSTRUIBLE: Trabajáis también en el desarrollo materiales innovadores y sostenibles, y en la mejora de procesos y sistemas para la industrialización en la construcción. ¿Qué aportan estas dos cuestiones a las empresas del sector?

J. Enrique Vadillo: Utilizamos la nanotecnología aplicada y el uso de biomateriales de origen natural para aportar a las empresas fabricantes de materiales de construcción procesos alternativos de fabricación de cemento y nano adiciones, materiales base cemento multifuncionales, formulaciones de hormigón más competitivas y módulos de simulación computacional de procesos de hidratación de cemento, reducción de costes mediante aprovechamiento de subproductos, diferenciación de producto mediante mejora del comportamiento medioambiental y de prestaciones, etc.

Aportamos capacidad de catalizar la aceptación de nuevas fuentes de materia prima en construcción y de dotar de certidumbre la comercialización de materia prima alternativa; así como dotar de mayor valor a recursos materiales embebidos en residuos y productos para conseguir el máximo aprovechamiento y valor de los recursos materiales para usarlos como materia prima en materiales de construcción (áridos, cemento, morteros, hormigones, yeso, cales, composites).

Además, introducimos las TICs y temas como la simulación numérica, combinación de sistemas GIS, BIM, etc., para poder incidir en el proceso constructivo desde el propio diseño, la producción de los diferentes elementos y componentes, y en el registro de propiedades para aportar a las empresas 'digitalización' y 'smartización'. Así, podemos conseguir una intensiva industrialización que incida en el desarrollo mismo de los productos, con nuevos sistemas de producción (impresoras 3D) que lleven a nuevos diseños de  envolventes activo adaptativas que servirán de base a los conceptos de arquitectura bioclimática.

Puente de Tecnalia.

Como resultado de nuestro proceso de innovación y trabajo podemos aportar a las empresas diseño de procesos de construcción optimizados; sistemas estructurales robustos y resilientes de edificación con prefabricados de hormigón, madera y acero; sistemas constructivos basados en nuevos materiales, procesos y/o recursos locales, y metodologías para el diseño del confort acústico.

CONSTRUIBLE: ¿Qué estado de desarrollo tiene la Construcción Sostenible en España y cómo podría mejorarse?

J. Enrique Vadillo: Viendo las tendencias de los últimos 15-20 años no resulta fácil cambiar los procesos y sistemas constructivos ni la forma de mantener y conservar edificios e infraestructuras. No obstante, hoy observamos que el Estado y muchas comunidades autónomas apuestan claramente por la Rehabilitación y Construcción Sostenible como palancas de competitividad, especialización, generación de empleo y mejora de la eficiencia en la edificación.

El estado actual de la construcción sostenible podría mejorarse con un conjunto de medidas e incentivos como por ejemplo incorporar en las adjudicaciones públicas requerimientos de compra pública innovadora, crear un tejido productivo real especializado en construcción sostenible, impulsar el uso de fuentes renovables, agilizar los trámites administrativos, favorecer transparencia versus especulación y planificación versus improvisación, atender las necesidades de vivienda y energía de los colectivos más vulnerables, crear clúster de construcción sostenible, formar-cualificar-acreditar a los trabajadores de la construcción en actividades especializadas en la rehabilitación y la rehabilitación energética, y desarrollo de un marco normativo que garantice el óptimo funcionamiento del sector.

CONSTRUIBLE: La edificación sostenible se está convirtiendo en uno de los grandes retos del sector sobre a raíz de la Directiva Europea 2010/31/UE relativa a la eficiencia energética de edificios y el concepto de Edificios de Consumo de Energía Casi Nulo. En este sentido, ¿en qué estrategias o proyectos participa Tecnalia?

J. Enrique Vadillo: Tecnalia lleva años apostando por la eficiencia energética en la edificación y por el concepto de edificios de Energía Casi Nula, lo que le aporta una amplia experiencia en esta área de conocimiento. En esta materia somos un agente clave del sistema europeo de I+D+i y una de las entidades líder en la Unión Europea (UE) en lo que a coordinación de proyectos colaborativos en el VII Programa Marco de la UE se refiere. Actualmente participamos en 64 proyectos H2020 coordinando 11 de ellos, de los cuales 6 son relativos a la eficiencia energética en edificios.

Tecnalia es miembro del Steering Committee de la E2BA-EI y del Steering Board del ECTP, representante español en la ECBCS (Energy Conservation in Buildings and Community Systems), y miembro de la Smart Cities Stakeholder Platform dentro del Smart Cities and Communities European Innovation Partnership (EIP-SCC).

Damos soporte a las administraciones en la definición y desarrollo de estrategias de rehabilitación energética de edificios y barrios, y participamos en numerosos proyectos europeos centrados en la mejora de soluciones eficientes energéticamente para edificios (COST-EFFECTIVE, SUSREF, MEEFS y AEROCOINS), en proyectos demostración sobre rehabilitación de edificios (DEMOHOUSE, A2PBEER), en proyectos que contemplan la evaluación de la sostenibilidad de edificios, (SUPERBUILDINGS) y la rehabilitación energética a escala de distrito, liderando los proyectos EFFESUS, centrado en patrimonio cultural, FASUDIR, centrado en herramientas de soporte de decisión para rehabilitación energética y proyecto ZenN, centrado en edificación residencial.

Cnetor Kubik de Tecnalia.

Por otro lado, Tecnalia dispone también del edificio experimental 'Kubik' que permite a las diferentes empresas e instituciones probar a escala real el rendimiento y viabilidad de soluciones tecnológicas innovadoras para la rehabilitación y gestión energética de edificios e instalaciones.

CONSTRUIBLE: Habláis de que invertís en la Ciudad de Futuro, con más confort, menos emisiones de CO2, menos ruidos y, en definitiva, con mejor calidad de vida para sus ciudadanos, todo ello con innovación en regeneración urbana y la mejora del hábitat de las ciudades como las grandes apuestas de la compañía. Pero en la práctica, ¿cómo contribuye Tecnalia a estos objetivos?

J. Enrique Vadillo: Desde Tecnalia entendemos que la sostenibilidad es un gran desafío en el mundo de la ciudad, pero también en el de sus componentes más básicos, los edificios y las infraestructuras. Por eso invertimos tecnológicamente en conceptos de arquitectura bioclimática, edificios 'cero energía', o incluso de balance energético positivo, porque van a ser un componente esencial del futuro de nuestros edificios y ciudades.

También innovamos por su gran relevancia en un futuro cercano en torno al concepto de accesibilidad, y no perdemos de vista que en gran medida nuestro entorno está ya construido y por tanto, innovamos en el concepto de Regeneración Urbana. Un concepto que entendemos clave a la hora de evitar la formación de guetos y de dar soporte a una economía basada en el conocimiento que se desarrollará en distritos de innovación urbanos 'Live-Work-Place'.

De forma paralela, el parque edificado habrá de ser objeto de una rehabilitación integral, que contemple desde cambios de uso, pasando por eficiencia energética, la accesibilidad, hasta desarrollar unas capacidades de adaptabilidad a la evolución natural de las personas que en ellos viven o van a desarrollar sus actividades profesionales.

Trabajamos desarrollando tecnología en un área de especial interés como es la puesta en valor del Patrimonio Histórico e Industrial, por su impacto en la cohesión social e identidad de las comunidades, así como por su atractivo económico, en muchos casos ligados al turismo.

CONSTRUIBLE: Las infraestructuras son también elementos esenciales para la actividad humana al igual que los edificios y las ciudades. ¿Cuáles serán las claves de las infraestructuras del siglo XXI?

J. Enrique Vadillo: Las infraestructuras se enfrentan a un envejecimiento progresivo y a una necesidad de renovación que les permita seguir prestando la función para la que fueron concebidas o para adaptarse  a un aumento de las condiciones de seguridad o incrementos de demanda de carga de tráfico.

Investigamos sobre los efectos del cambio climático o las acciones extraordinarias, de origen humano o natural, que exigirán innovación para dotarlas de aumento de las capacidades de resiliencia frente a estos nuevos efectos. También analizamos como superponer una sensórica avanzada a unos algoritmos de cálculo estructural junto con enlaces a centros de monitorización para que las infraestructuras sean lo más inteligentes posible.

CONSTRUIBLE: Finalmente, ¿Qué le recomendarías a una empresa del sector de la construcción que quiera ser más 'sostenible'? ¿Por dónde empezar?

J. Enrique Vadillo: Lo primero que le recomendaría a una empresa es que cambie la propia cultura que tiene sobre la aplicación de criterios o principios de sostenibilidad. Y si no los tiene, habría que conducirlos hacia una conservación y utilización de los recursos naturales disponibles, una maximización en la reutilización de los recursos, una gestión del ciclo de vida, así como a reducciones de la energía utilizada. Una empresa sostenible, es decir, una empresa de futuro, deberá tener un especial respeto y compromiso con el Medio Ambiente y realizar un uso sostenible de la energía.

Esta empresa sostenible en su aproximación al mercado tendrá que considerar la regeneración urbana e intentar favorecer la reutilización del parque de viviendas existente, y con ello, la mejora de su eficiencia energética y medioambiental. Esta empresa deberá de hacer especial hincapié y considerar posibles aspectos como son el planeamiento urbano, la reducción de las demandas derivadas del transporte, el ahorro de agua, el ahorro energético, el tratamiento de los desechos, de forma especial los materiales de construcción, la mejora del clima interior de los edificios, el desarrollo de la implicación local en los procesos de planeamiento y gestión de la vivienda, el mantenimiento y más rehabilitación de las viviendas existentes, la utilización de nuevos materiales constructivos bajo el concepto de Sostenibilidad, la libertad de circulación de los materiales y la smartización y digitalización.

Le propondría a esta empresa que haga una primera jornada de trabajo orientada a encontrar oportunidades que explorar. En esta jornada debería de identificar un conjunto de tecnologías relacionadas con alguno o varios de los principios y aspectos antes mencionados, para luego identificar posibles oportunidades y productos relacionados con estos principios y aspectos. Por último, se interrelacionarían las tecnologías, oportunidades y productos identificados, y se seleccionarían una o alguna de estas interrelaciones para posteriormente analizar su viabilidad y la capacidad de alcanzar la oportunidad.

Fuente: Construible

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad