FocaTras una larga disputa sobre la importación de carne de foca procedente de Canadá a Europa, la Unión Europea ha informado que se está avanzando en una resolución que permitirá la venta de esta carne de foca en la Unión. Su venta de carne y productos derivados como la grasa, las pieles o el aceite, se prohibieron en la UE por razones éticas de peso, pero ahora se va a realizar algunas excepciones asociadas a la conservación de la caza tradicional de este animal por algunas comunidades indígenas como los inuits.

 

   Y aunque se descarta permitir las capturas controladas en algunos países nórdicos para poder gestionar las especies marinas, desde la UE se ha anunciado que ya se ha redactado una nueva regla en la que se eliminaba la excepción de la caza para la gestión de los recursos marinos y se dispusieron ciertas modificaciones en lo que se refiere a la excepción de las comunidades de inuits.

   La nueva reglamentación de la Comisión Europea puede abrir un poco más las puertas para la entrada de la carne de foca, ésta se basa en el compromiso de desarrollar un sistema en conjunto con las autoridades canadienses para asegurar que los inuits han mejorado el acceso al mercado de la Unión Europea, es decir, que se garantiza que la carne y derivados de foca proceden únicamente de la actividad de los esquimales.

 

   Según se explica en el Reglamento(CE) 1007/2009 de la UE, la caza de focas es una parte integral de la cultura e identidad de los inuits y otras comunidades indígenas, siendo una importante contribución a su subsistencia. Por estas razones, la caza de focas tradicional practicada por los inuits y otras comunidades indígenas no plantean las mismas preocupaciones morales públicas como las cacerías realizadas principalmente para fines comerciales.

 

    Además, se reconoce que los intereses fundamentales y sociales de los inuits y otras comunidades indígenas no deberían verse afectadas de forma negativa, de acuerdo con la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los Pueblos Indígenas y otros instrumentos internacionales pertinentes.

 

Fuente: Gastronomiaycia Agroinformación