El porcentaje de residuos a ser reciclados pasará al  70% en 2030, frente al 44% actual, mientras el depósito de residuos  en vertederos, que tiene un gran impacto ambiental, se debe limitar al 5%. También aboga por una reducción del 50% en el el desperdicio de alimentos en 2030. 

El Martes 24 de Enero, la comisión de Medio Ambiente y Salud Pública del Parlamento Europeo votó  sus enmiendas al llamado “paquete de residuos”. En resoluciones previas el Parlamento  manifestó su interés en fijar objetivos más ambiciosos para la gestión de residuos. Esta votación constituye un primer paso para iniciar negociaciones con el Consejo y la Comisión con vistas a lograr un acuerdo, ya que el paquete es una de las prioridades de las tres instituciones para 2017.

En 2014, el 44% de los residuos municipales en la UE se reciclaban o se utilizaban para obtener compost. Esto supone un incremento respecto a 2004 -cuando sólo el 31% se recuperaba-, pero no está claro que sea suficiente para alcanzar el 50% que es el objetivo mínimo fijado por la directiva actual para 2020.

En cualquier caso, todo lo que no se recicla o recupera de algún modo pasa a formar parte de vertederos o se incinera. La comisión de Medio Ambiente y Salud Pública del Parlamento votará hoy sobre el paquete de gestión de residuos, para fijar objetivos más ambiciosos en el tratamiento y recuperación de los mismos para 2030.

Fuente: Parlamento Europeo