Representantes de NH Hoteles, Iberostar, Meliá y Room Mate se reunieron ayer en FiturTech para debatir sobre los retos a los que se enfrenta el sector hotelero en 2014,

Andrés Vicente, Director General Empresas Vodafone, fue el encargado de moderar la mesa redonda en la que participaron Hugo Rovira, Director de NH Hoteles para España, Andorra y Portugal, Kike Sarasola, Presidente de Room Mate, Aurelio Vázquez, Director General de Iberostar Hotels and Resorts y Álex Hugot, director de las marcas Me by Meliá e Innside by Meliá, de Meliá Hotels International.

 

Fiturtech2014_1

Todos ellos se mostraron optimistas respecto a las expectativas de negocio de respectivas marcas de cara a este 2014, año en que esperan recuperar la rentabilidad y aumentar los beneficios, tal y como destaca Hosteltur. Fué, desde luego, un debate apasionante, que mostró los grandes retos que afronta el sector en España pero, también, nos permitió apreciar las diferencias entre los distintos modelos de hoteles que teníamos delante.

La intervención de Kike Sarasola fue, como nos tiene acostumbrados, de las que no dejan indiferente, puesto que aborda con valentía los principales problemas del turismo en nuestro país (falta de diferenciación, burocracia axfisiante, deficiente trato al cliente, falta de investigación e innovación..). También  sorprendió la apuesta del Director de NH en España,  que repitió en varias ocasiones la necesidad de poner fin a la guerra de precios, a lo barato, puesto que esto solo nos ha llevado a la miseria. Como dicen los americanos, nos contaba, "Si das cacahuetes, vendrán monos".

No menos llamativa fue la respuesta que dió el representante de Iberostar, cuando el moderador se interesó por los criterios que tenían todas estas empresas hoteleras a la hora de seleccionar a sus proveedores. Sin ningún tipo de matiz, Aurelio Vázquez nos señaló el precio como única política de su empresa a la hora de elegir a un proveedor ya que, explicó,  " hay muchos productos en el mercado, mucha calidad y , por lo tanto, lo único que buscamos es el más barato". En fin, está claro que cada uno sabe qué quiere y cómo llegar a ese objetivo..El resto de participantes mostraron sus reticencias a este modelo  y manifestaron su búsqueda de lo mejor, que no siempre es lo barato.

Sinceramente, fué una jornada muy clarificadora y creo que todos los que estuvimos allí salimos con la impresión de que algo se mueve en el sector y que podemos recuperar el "esplendor" perdido si apostamos por la calidad, la investigación y la innovación.